Bianca Dobroiu, una modelo italiana de 23 años de edad y de origen rumano residente en Bolonia (al norte de Italia), está a las puertas de la enésima prueba de coronavirus (covid-19), 57 días después de que diera positivo en su primer test del virus.

Su desventura comenzó el pasado 27 de febrero, cuando comenzaron lo primeros síntomas de covid-19: fiebre de más de cuarenta grados, tos seca, dolores musculares, dolor de cabeza y finalmente hospitalización, un día después del terrible resultado del primer test.

Fue dada de alta el 6 de marzo y le dijeron que se mantuviera aislada en su hogar ya que los casos no graves de coronavirus no estaban siendo tratados en los hospitales en ese momento.

"Me hospitalizaron durante seis días, entonces ellos han renunciado debido a que la fiebre había desaparecido, sin pasarse de los 37 grados. Me realizaron dos pruebas más desde entonces, y han continuado haciéndomelos. Un total de cinco hasta la fecha, cuatro eran negativos y uno positivo. Hice el último el 16 de abril, el próximo creo que será a finales de este mes", comentó Dobroiu en su cuenta de Facebook.

"Después de 57 días, aquí está el nuevo resultado. Bueno, nuevo no es porque nunca ha cambiado.Y esto desde hace casi dos meses. Pero siempre le he dado poco peso esperando que algo cambie. Nada cambia y me asusta un poco hoy. Todo esto no es normal, y aún más si no tengo síntomas desde el 10 de marzo", lamentó.

Su sexta prueba fue la semana pasada y también fue positiva, los médicos dijeron que la paciente estaba bien, pero que las pruebas seguían dando resultados positivos.

La modelo italiana fue la primera hospitalizada en la ciudad de Bolonia. Estaba bien, al menos al parecer. Pero los test luego dijeron, uno tras otro, que todavía estaba enferma, aún positiva por Coronavirus después de unos dos meses de cuarentena.

Lea además: Las fotos de Shannon de Lima que elevaron la temperatura en redes sociales