Con la llegada del Día de la Madre, que se celebra en diferentes fechas alrededor del mundo, muchas personas se encuentran en busca del poema perfecto para expresar su amor y gratitud hacia estas mujeres tan especiales.

Tanto en Honduras como en México, esta fecha tan significativa se acerca, y muchos buscan las palabras adecuadas para rendir homenaje a sus madres.

En Honduras, el Día de la Madre se celebra el segundo domingo de mayo, al igual que en muchos otros países.

Esta fecha, que coincide con la festividad en Estados Unidos, es una oportunidad para honrar y agradecer a las madres por su amor incondicional y su dedicación.

Por otro lado, en México, el Día de la Madre se celebra el 10 de mayo, una fecha que se ha convertido en una tradición arraigada en la cultura mexicana.

Durante este día, las familias se reúnen para celebrar a las madres y mostrarles su amor y agradecimiento.

Muchos hijos e hijas buscan en la poesía una forma de expresar todo lo que sienten por sus madres, buscando aquellos versos que puedan transmitir sus emociones más profundas.

Poema para dedicar el Día de la Madre

En este día tan lleno de amor y gratitud,
mi corazón rebosa de felicidad y plenitud.
Madre querida, en este verso quiero expresar,
todo mi amor y gratitud, sin cesar.

Eres la luz que ilumina mi camino,
mi refugio seguro, mi destino divino.
Con cada gesto y palabra, tu amor me guía,
y en tus brazos encuentro paz y alegría.

Cada día contigo es un regalo bendito,
porque tú eres el alma que siempre ha sido mi abrigo.
Gracias por tu ternura, por tu fuerza sin igual,
por ser mi ejemplo y mi faro celestial.

En cada risa y en cada lágrima derramada,
siempre estás ahí, con tu mano amorosa y calma.
Por todo lo que eres y todo lo que das,
mi corazón rebosa de amor y gratitud sin final.

Madre querida, en este día especial,
quiero que sepas lo agradecido que estoy,
por tener el privilegio de llamarte mamá,
y por todo el amor que en mi corazón guardo hoy y siempre estarás.

Otros poemas cortos

'A mi madre'

Mi madre era la más hermosa la más encantadora de todas las mujeres. Nunca he conocido a una mujer más bondadosa y tierna que ella. Ella era mi todo, en la vida y más allá. Y nunca olvidaré todo lo que hizo por mí.

'Madre'

Tus manos son finas, como hojas de adelfa en la ventana; madreselvas abiertas las palmas, clemátides las venas del dorso de tus manos, blancas.

Un aire a tomillo que desprenden tus dedos por el aire, tibia fragancia, olor a campo, a madre, que ara en la vega la esperanza, y que las horas frescas empeñan.

Carta para el Día de las Madres

TE PUEDE INTERESAR: Discurso por el Día de la Madre, palabras emotivas para llorar