Dos hermanitos de 5 y 6 años de edad fueron asesinados por su padre en la localidad de Zipaquirá, Cundinamarca en Colombia, quien argumentó al momento de su captura que había tomado esta fatal decisión porque se había quedado sin empleo y por eso su mujer los había abandonado.

El hecho se registró en la madrugada del miércoles (14.10.2020) y el hombre se había dado a la fuga, pero fue capturado en una localidad conocida como Cajicá, en Cundinamarca, y fue identificado como Amed Rodolfo Bayona Moncada.

"Al momento de la captura, lo que hizo fue reconocer y decir que ya sabía porque lo estábamos capturando. Manifestó no tener empleo, no tener quién lo apoyara tanto psicológica ni moralmente. La esposa lo había dejado unos días antes custodiando los niños y en abandono”, informó el coronel César Castro, comandante de la Policía de Cundinamarca, según informó El Tiempo de Colombia.

En la habitación donde estaban los dos menores de edad, las autoridades encontraron unos cuadernos en los que el sujeto justificaba el asesinato de sus hijos. De su puño y letra, escribió lo siguiente:

“Hice lo que hice porque no tengo quién me ayudara, no tenía trabajo ni nada y la causante de todo esto es mi mujer, la madre de mis hijos, que se fue y nos dejó abandonados”, dice el escrito.

"Al parecer el padre terminó con la vida de sus dos hijos con asfixia mecánica. Un vecino informó sobre la actividad que estaba realizando el presunto homicida. Así mismo, el padre llamó a su hija mayor a contarle lo que había hecho. Se deduce que es por temas económicos y tal vez por un tema pasional porque lo había dejado la señora", agregó Castro.

La Policía de Cundinamarca lamentó que este padre de familia haya atentado contra sus hijos en vez de buscar ayuda con las autoridades. Según el reporte policial, Bayona Moncada estaba a cargo de los dos menores pese a que tenía antecedentes sobre una investigación por violación agravada contra una menor de 14 años en 2012.

Vea además: En Estados Unidos, abuela metió a su nieta de 4 años en agua hirviendo y es condenada a 12 años de prisión