Arqueólogos israelíes descubrieron el martes pasado, los restos de una mansión de 1.200 años de antigüedad en el desierto del Néguev, en Israel, cerca del lugar donde fue hallada recientemente una mezquita del mismo periodo.

De igual forma, la mansión encontrada por los arqueólogos israelíes, fue nombrada por la Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI), como "lujosa vivienda rural", ya que, tenía un vestíbulo con suelo de mármol y paredes decoradas con frescos. 

Además, la casa también contaba con bóvedas "subterráneas, únicas e impresionantes, que prueban los medios (económicos) que tenían los propietarios", manifestó AAI.

Y agregó, que esta mansión lujosa, es la primera que han encontrado en el desierto de Néguev, que ocupa más de un tercio del país.

Mansión encontrada en el desierto de Néguev, en Israel. Foto: Clarín.

"Esta propiedad de lujo es la primera de ese tipo hallada en el Néguev", señaló la AAI.

Según los arqueólogos Oren Shmueli, Elena Kogan-Zehavi y Noe D. Michael, piensan que, "Un rico terrateniente pudo haber vivido en la finca con vista a las granjas en el norte de Néguev", y también, creen que la mansión se originó en los siglos VIII o IX, siendo el inicio de la era islámica.

Cabe destacar, que el hallazgo, situado en la ciudad beduina de Rahat, está previsto que abra al público el jueves próximo. 

Por otra parte, en junio pasado, la AAI anunció que también había exhumado en la misma zona los restos de una de las mezquitas rurales más antiguas del mundo, construida en la misma época que la mansión, destacando la expansión del islam en esa región. 

Con información de AFP.