La operación es el resultado de una investigación que comenzó tras el intercambio de información con países centroamericanos, que alertaron del posible envío de gran cantidad de sustancias estupefacientes ocultas en un contenedor que viajaba en un barco mercante hacia Valencia.

Una vez que llegó a territorio español, agentes especializados lo sometieron a un estrecho control y vigilancia gracias al que se pudo incautar la droga y efectuar las detenciones, informó este domingo la Guardia Civil en un comunicado.

Durante la intervención, uno de los arrestados sufrió la amputación de un dedo al tratar de huir y quedar atrapado en una de las escaleras que empleó para escapar.

A los detenidos, de entre 24 y 49 años, se les intervino más de 4,000 euros en efectivo que portaban en ese momento y un arma de fuego, y han sido imputados por los delitos de tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal.

La actuación se enmarca dentro del nuevo proyecto de cooperación internacional denominado GDIN (Global Drug International Network) liderado por la Guardia Civil española y financiado por la Comisión Europea, que tiene por finalidad el desmantelamiento global de organizaciones criminales a través de la cooperación internacional e intercambio de información con los países que lo integran. (Efe)

PUEDE LEER: Incautan en Costa Rica dos toneladas de cocaína tras persecución marítima