Dos ciudadanos mexicanos y dos guatemaltecos fueron acusados el martes por la Fiscalía de Nueva York, por conspirar en el tráfico de cocaína y armas de fuego a Estados Unidos junto al narco hondureño Tony Hernández.

La Fiscalía los acusó públicamente mediante un boletín en el que además dijo todos tenían vínculos con el Cártel de Sinaloa, el que fuera liderado por el narcotraficante mexicano, Joaquín el Chapo Guzmán.

Los mexicanos responden a los nombres de Amado Beltrán Beltrán (de 57 años) y Fernando Félix Rodríguez (45).

En tanto que los guatemaltecos son Ronald Enrique Salguero (49) y Otto René Salguero Morales (58).

Además: 5 frases con las que JOH se desmarca del juicio de Tony

"Estos acusados conspiraron con los corruptos funcionarios hondureños que sobornaron para facilitar la importación a los Estados Unidos de grandes cantidades de cocaína para el Cártel de Sinaloa", dice la acusación.

Dicho documento además sumó que "proporcionaron al personal de seguridad, armado con ametralladoras y sus roles para los envíos de drogas".

La redacción del documento señala como el juez Berman elogió el excelente trabajo de la Unidad de Investigaciones Bilaterales de la División de Operaciones Especiales de la DEA, la Fuerza de Huelga de Nueva York y la Oficina de Tegucigalpa.

También a la Oficina de Asuntos Internacionales de la División Criminal del Departamento de Justicia.

"Los acusados y otros también proporcionaron seguridad armada para las drogas, incluidas las personas que portaban ametralladoras y lanzagranadas propulsadas por cohetes".

Tony Hernández exdiputado y hermano del actual presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, fue declarado culpable por corte federal de Nueva York por los cargos de narcotráfico, porte y uso de armas.

Además: Chapo Guzmán sobornó expresidentes de México y Honduras