Muchas son las dudas que han surgido durante el inicio de la pandemia del nuevo coronavirus o covid-19, una de ellas es el saber cómo se propagó el virus tan aceleradamente y de cómo se puede transmitir de una personas a otra.

Un estudio realizado por epidemiólogos de Hong Kong determinaron que la mayoría de personas no son transmisoras del nuevo coronavirus o covid-19 aún siendo portadoras del virus.

Aunque en un inicio de la pandemia se daban fenómenos como el brote en la práctica de un coro religioso en Washington, Estados Unidos, en una megaiglesia en Corea del Sur, una boda en Jordania, esto no se ha convertido en una característica fija del nuevo coronavirus, y los investigadores han comenzado a determinar las cifras para ello.

Según los datos del estudio, se prevé que solamente el 10 o 20 por ciento de las personas infectadas pueden ser responsables de haber infectado alrededor del 80 por ciento de las personas que hasta el momento se han identificado como portadoras del virus.

Por otra parte, el estudio destaca que al menos el 70 por ciento de las personas portadoras del virus a nivel mundial son asintomáticas y estas no son transmisoras de la enfermedad, pese a que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dicho que aún se desconoce si los pacientes sin síntomas pueden infectar.

Los expertos han llamado a estos pacientes como "superpropagadores" y aseguran que los contagios masivos se dieron cuando estuvieron en grandes reuniones sociales, discotecas, lugares de trabajo abarrotados, supermercados, estadios de fútbol; lugares en donde las personas altamente contagiosas pudieron haber infectado a un gran número de población.

Cabe señalar que en los primeros 14 días de la infección, la mayoría de pacientes no presentan síntomas de la enfermedad, por lo que es difícil identificar quien es y quien no portador del covid-19.

"El crecimiento de la epidemia se puede controlar con tácticas mucho menos disruptivas, social y económicamente, que los bloqueos prolongados u otras formas extremas de distanciamiento social que gran parte del mundo ha experimentado en los últimos meses", dijeron los investigadores en el informe.

Además agregaron que "las medidas que abordan específicamente a la superpropagación son aquellas que reducen o evitan grandes reuniones de personas. Aquellas que reducen la densidad de personas en las escuelas o lugares de trabajo. Las medidas que no son específicamente dirigidas a la superpropagación son aquellas como pedirles a todos que se queden en casa tanto como puedan, a pesar de que muchos lugares de trabajo y entornos sociales no son lugares en que podría ocurrir la superpropagación", determinó el estudio.

Actualmente, el mundo suma más de 7.27 millones de personas contagiadas del nuevo coronavirus, y la cifra de fallecimientos asciende a más 413 mil. Siendo los Estados Unidos el país más afectada con un poco más de 2 millones de contagios.

Lea además: América Latina y el Caribe sobrepasan el millón de contagios por covid-19