Al menos tres personas murieron y más de 50 resultaron heridas este miércoles a causa del terremoto de 7.2 grados que sacudió a primera hora las costas de Taiwán, informaron fuentes oficiales.

Dos de los fallecidos son escaladores que se encontraban en la entrada del cañón del Parque Nacional de Taroko, en Hualien; y resultaron alcanzados por una avalancha de rocas, según la agencia oficial CNA, mientras del tercero aún no se conocen datos.

El epicentro del sismo, ocurrido a las 07:58 del miércoles (23.58 GMT del martes), se situó en el mar, a 25 kilómetros al sureste del condado de Hualien (este), con una profundidad de 15,5 kilómetros, y provocó una alerta de tsunami en la isla, según la Agencia Meteorológica Central de Taiwán.

El movimiento causó también cuantiosos daños materiales, en especial en Hualien, donde al menos dos edificios de viviendas han colapsado parcialmente dejando a gente atrapada en su interior.

LEA: Ordenan evacuación de al menos 500 mil personas en Japón tras un tsunami

Imágenes difundidas por la agencia oficial CNA muestran algunas de las construcciones más afectadas, que han quedado con una inclinación de hasta 45 grados y en las que los servicios de rescate trabajan para tratar de evacuar a los vecinos que aún se encuentran dentro.

Réplicas

En las tres horas siguientes al terremoto se han producido ya varias réplicas, lo que está dificultando las labores de emergencia y ha provocado que cientos de taiwaneses permanezcan en la calle y no vuelvan a sus casas.

Los medios locales reportaron asimismo un fuerte deslave de tierra y rocas en Xiulin, en la costa este de la isla; y el derrumbe de un almacén en Nuevo Taipéi (norte), que causó al menos tres heridos.

Personas residentes en Taipéi publicaron en la red social X que el movimiento se sintió con fuerza en la capital taiwanesa, donde los edificios temblaron de forma continua durante más de un minuto y se desprendieron piedras de numerosas edificaciones, entre ellas el Monumento Conmemorativo Nacional del expresidente Chiang Kai-shek.

El metro de las ciudades de Taipéi, Taichung (norte) y Kaohsiung (sur) suspendió durante casi una hora sus operaciones a causa del terremoto, pero ya ha reanudado el servicio, según la agencia oficial taiwanesa CNA.

Llamado a la calma

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, pidió a través de Facebook a la población que guarde la calma, extreme las precauciones y evite tomar ascensores ante el riesgo de posibles réplicas.

El director del Centro de Monitoreo de Terremotos de la AMC, Wu Jianfu, afirmó en una rueda de prensa que se trata del mayor terremoto sufrido por Taiwán en los últimos 25 años, desde el seísmo de 7,6 grados que el 21 de septiembre de 1999 causó la muerte de 2,416 personas.

Además, el funcionario advirtió de la posibilidad de que en los próximos días ocurran réplicas de entre 6,5 y 7 grados del terremoto, cuya magnitud fue de 7,2 según la Agencia Meteorológica Central de Taiwán y de 7,4 de acuerdo al Servicio Geológico de Estados Unidos. 

VEA: Así se vivió el terremoto de magnitud 7.5 en diferentes puntos de Taiwán