El Gobierno ucraniano admitió este lunes "pequeños avances" en las negociaciones con Rusia para abrir corredores humanitarios, después de que los últimos tres intentos de evacuar a la población civil hayan acabado en fracaso por la persistencia de los bombardeos rusos.

En el duodécimo día de la invasión, delegaciones de Ucrania y Rusia celebraron una tercera ronda de negociaciones en Bielorrusia, cerca de la frontera con Polonia, sobre aspectos políticos, militares y humanitarios, incluidos los fallidos intentos de sacar a civiles de localidades asediadas como Kiev, Mariúpol o Járkov.

LEA TAMBIÉN: Blinken insiste en que se defenderá 'cada pulgada' del territorio de la OTAN

Hay pequeños avances en "la mejora de la logística de los corredores humanitarios", indicó al término del encuentro el asesor de la Oficina del Presidente ucraniano, Mykhailo Podolyak, mientras el jefe negociador ruso, Vladímir Medinski, afirmó que Moscú espera que los corredores humanitarios comiencen a funcionar este martes.

"Nuestras expectativas de las conversaciones no se materializaron, pero esperamos que la próxima vez logremos avanzar de manera más significativa. Las conversaciones continuarán", dijo el jefe negociador ruso, según la agencia rusa TASS.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, resumió hoy las reclamaciones de Rusia para poner fin a la invasión: Ucrania debe enmendar su Constitución para renunciar a su ingreso en "cualquier bloque", reconocer a Crimea como territorio ruso y aceptar oficialmente la independencia de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk.

AUMENTAN LAS VÍCTIMAS CIVILES

En las zonas asediadas la población civil se ha convertido en objetivo de los misiles y artillería rusos, que en los doce días de guerra han dejado ya a más de 900 localidades ucranianas sin agua, electricidad y calefacción en pleno invierno, de acuerdo con las autoridades del país.

LE PUEDE INTERESAR: Llega a Bielorrusia la delegación de Rusia para nueva ronda de negociaciones

"Bárbaros del siglo XXI. La Federación Rusa ha destruido o dañado 202 escuelas, 34 hospitales, más de 1.500 edificios residenciales. y más de 900 de nuestras localidades carecen totalmente de electricidad, agua y calefacción", escribió hoy en su cuenta de Twitter Mykhailo Podolyak, asesor de la Oficina del Presidente de Ucrania.

Las autoridades ucranianas informaron también hoy de que trece personas murieron a causa de un bombardeo ruso sobre una antigua panadería cerca en la región de Kiev y que al menos cinco civiles y cuatro militares fallecieron el domingo en un aeropuerto en el oeste de Ucrania en el que impactaron ocho misiles rusos.

CERCA DE DOS MILLONES DE REFUGIADOS

La crisis humanitaria creada por la invasión de Ucrania aumenta día a día el número de refugiados, que superan ya los 1,73 millones, más de la mitad de ellos en Polonia, según la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Polonia ha recibido el 60 % de esos refugiados, más de un millón de personas.

Hungría ha recibido 180.000 refugiados ucranianos, Eslovaquia 128.000, Moldavia 82.000 y Rumanía 79.000, a los que hay que sumar unos 53.000 que han huido a Rusia, según las estadísticas que actualiza ACNUR a diario.

VEA: El papa Francisco envía a dos cardenales a Ucrania, Polonia y Hungría