"Infantería, blindados, fuerzas de ingeniería y de artillería están participando en la actividad, acompañados de fuertes bombardeos", indicó Hagari en una intervención televisada, en la que remarcó que "todavía" hay militares israelíes luchando en el enclave palestino.

Agregó que no hay soldados heridos desde que anoche las Fuerzas de Defensa israelíes anunciaran la ampliación de las operaciones terrestres en Gaza, controlada por Hamás.

Recordó que en las últimas horas han abatido a dos dirigentes de Hamás, responsables del comando aéreo y marítimo del grupo, y aseguró que "su eliminación supone un buen progreso en las fases de la guerra y ayuda a que las fuerzas luchen contra un enemigo debilitado".

El portavoz remarcó que los objetivos del Ejército son desmantelar a Hamás, proteger las fronteras de Israel y lograr la vuelta de los rehenes tomados por el grupo islamista y otras milicias palestinas de Gaza.

"Todo esto forma parte de nuestras evaluaciones, de nuestro progreso, de nuestra toma de decisiones", subrayó.

Mientras Israel ataca Gaza por tierra, mar y aire, Hagari anticipó que van a aumentar "los esfuerzos humanitarios" y que más camiones con ayuda entrarán en el sur de la Franja, controlada por Hamás.

VEA: EE. UU. apoyaría una pausa de las operaciones de Israel en Gaza con carácter humanitario

"A todos los residentes de Gaza que se han trasladado al sur de la Franja de Gaza, vamos a aumentar nuestros esfuerzos humanitarios", subrayó el portavoz, quien apuntó que los camiones que accedan al sur del enclave llevarán "comida, medicinas y agua".

Y agregó que la parte meridional de la Franja "es segura y está protegida", pese a que en los últimos días ha sido objetivo de los bombardeos de Israel.

El último convoy de ayuda entró el viernes a Gaza por el paso de Rafah, fronterizo con Egipto, con doce camiones con asistencia médico y sin combustible.

Este fue el quinto convoy que ha ingresado a Gaza desde hace una semana y suma ya 74 camiones de ayuda.

La guerra entre Israel y Hamás comenzó el 7 de octubre con el ataque del grupo islamista contra territorio israelí, que dejó 1,400 muertos, unos 5,000 heridos y más de 200 rehenes que fueron llevados a Gaza.

Desde entonces, Israel ha bombardeado a diario la Franja, lo que ha causado más de 7,300 fallecidos y casi 19,000 heridos. EFE

LEA: Nueva York ofrece vuelos gratuitos a inmigrantes que quieran abandonar la ciudad