Guatemala conocerá hoy quién será el nuevo presidente en una segunda vuelta de elecciones, en la que compiten Bernardo Arévalo, del Movimiento Semilla y Sandra Torres, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

Uno de ellos recibirá la banda presidencial el 14 de enero 2024. Pero en Guatemala reinaba la incertidumbre por las acciones emprendidas por la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) del Ministerio Público (MP), contra el partido Semilla.

La Fiscalía inició una investigación por supuestas firmas falsas, así como la solicitud de suspensión, pero esto generó acciones legales en contra de funcionarios del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Pero a pesar de esos impases a las 7:00 a. m., abrirán los 3 mil centros de votación en todo el país para recibir a los 9. 3 millones de votantes.

La votación finalizará a las 6:00 p. m., informaron las autoridades electorales.

La votación se produce después de una turbulenta primera vuelta en junio de 2023, en la que las autoridades judiciales suspendieron a varios candidatos por percibirlos como una amenaza para las élites gobernantes del país.

Cruciales

Las descalificaciones de varios contendientes, lejos de beneficiar a los candidatos predilectos del poder, abrieron un camino para Arévalo.

Sus sorpresivos resultados en la votación de junio lo hacen estar en la segunda vuelta. Pero hay preocupación, temen los simpatizantes de Sandra Torres, la ex primera dama puedan interferir con la votación.

Esto en las zonas rurales, porque la posibilidad de manipular los resultados han empañado elecciones anteriores.

Y si bien las encuestas dan a Arévalo como el favorito, el fiscal, Rafael Curruchiche, hace intentos por suspender el partido de Arévalo.

La contienda se desarrolla en medio de una represión por parte del gobierno de Alejandro Gianmmattei, contra fiscales, jueces, organizaciones sin fines de lucro y periodistas.

Lea: Guatemala elige este domingo a su nuevo presidente en un clima de incertidumbre