Israel prometió responder al ataque sin precedentes de Irán, pese a los llamados a la moderación de la comunidad internacional, incluyendo Estados Unidos, que teme a una escalada de la guerra en Gaza que se propague por Oriente Medio.

El presidente iraní, Ebrahim Raisi, reiteró este martes que su país responderá de forma "severa" a "la más mínima acción" de Israel contra "los intereses de Irán". 

Teherán lanzó en la noche del sábado un ataque sin precedentes contra territorio israelí, que calificó como un acto de "autodefensa" después del bombardeo contra el consulado iraní en la capital de Siria el 1 de abril, una operación atribuida a Israel en la que murieron siete Guardianes de la Revolución. 

Los llamados se multiplican para disuadir al gobierno del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, de lanzar una respuesta que pueda atizar las tensiones en Oriente Medio, donde Israel está en guerra con el movimiento islamista palestino Hamás en la Franja de Gaza desde hace más de seis meses.

El jefe de Estado Mayor israelí, el general Herzi Halevi, prometió el lunes que su país responderá a Irán, durante una visita a la base militar israelí de Nevatim, en el sur del país, que fue alcanzada por la andanada de más de 300 drones y misiles. 

Una "ofensiva diplomática"

Israel anunció este martes que lanzó una "ofensiva diplomática" contra Irán y llamó a 32 países a que impongan sanciones contra la Guardia Revolucionaria de la República Islámica y su programa de misiles, declaró el canciller, Israel Katz. 

Israel afirmó que interceptó casi la totalidad de los misiles y drones con la ayuda de Estados Unidos y otros aliados como Francia y el Reino Unido, y países de la región como Jordania y Arabia Saudita, según medios de comunicación. 

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, instó el lunes a la comunidad internacional a "permanecer unida" frente a la agresión de Irán que calificó como una "amenaza" para la paz mundial. 

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, indicó que quiere evitar que se propague el conflicto en Oriente Medio y aunque Washington reiteró su apoyo inquebrantable a Israel, ya advirtió que no participará en una acción de represalia. 

El Reino Unido y Francia también tomaron distancia y el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, advirtió el domingo que Oriente Medio está "al borde del abismo".

VEA: VIDEO: Joven muere tras ser baleado por el supuesto amante de su novia

La guerra en Gaza estalló el 7 de octubre tras el ataque lanzado por Hamás en Israel, que dejó 1.170 muertos, en su mayoría civiles, según datos oficiales israelíes.

También tomaron 250 rehenes, de los cuales 129 continúan en Gaza, incluidos 34 que se cree han muerto, según las autoridades israelíes.

En respuesta, Israel prometió "aniquilar" a Hamás y lanzó una ofensiva que ya dejó 33.843 muertos en Gaza, en su mayoría civiles, según el Ministerio de Salud del territorio palestino, gobernado por el grupo islamista.

"Ejercer la mesura"

Desde la fundación de la República Islámica, Irán llama a la destrucción de Israel y Teherán celebró el ataque de Hamás, aunque sostiene que no fue informado con antelación.

Irán se había abstenido hasta ahora de atacar frontalmente a Israel y ambos países se habían enfrentado indirectamente, sobre todo en operaciones que involucraron a aliados de Teherán, como el movimiento libanés Hezbolá y los rebeldes hutíes de Yemen. 

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, habló con su homólogo iraní, Hossein Amir Abdollahian, informó la agencia estatal china que reportó que Teherán está "dispuesto a ejercer la mesura". 

Israel siguió este martes bombardeando la Franja de Gaza, un territorio devastado por el conflicto donde sus 2,4 millones de habitantes sufren la escasez debido al cerco israelí impuesto al inicio de la guerra y están en riesgo de una hambruna "catastrófica", según la ONU.  

Netanyahu mantiene su determinación de lanzar una invasión contra Rafah, ciudad del sur de Gaza donde viven 1,5 millones de palestinos hacinados, la mayoría desplazados por la guerra, pese a las advertencias de Estados Unidos y otros países, que temen por los civiles.

La guerra en Gaza agravó la violencia en Cisjordania y la portavoz del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos llamó a las fuerzas israelíes a cesar "inmediatamente" su apoyo a los colonos que atacan a palestinos en este territorio ocupado. 

Además, la Comisión de Investigación de la ONU para los territorios palestinos e Israel, presidida por Navi Pillay, acusó a las autoridades israelíes de "obstruir" sus esfuerzos para entrevistar a víctimas de los ataques de Hamás del 7 de octubre. 

LEA: Trump protesta por las trabas del juez a ausentarse del juicio penal de Nueva York