Según lo que recogió Revista Semana, los padres del menor, identificado como Emiliano Sánchez Tavitas, no estaban en el lugar cuando él se sumergió.

Lea además: Jóvenes hondureños proponen un billete con el rostro de Shin Fujiyama

Tras la descarga, paramédicos intentaron reanimar por una hora al menor; sin embargo, ya no tenía signos vitales.

Dentro de la piscina también estaba una niña de 13 años, quien se desmayó pero se recuperó.

La tragedia ocurrió el pasado 5 de agosto en el complejo de Dream Lagoons en México.

Madre desmiente

Por su parte, Denisse Tavita, madre de la víctima, negó que su hijo haya muerto por rescatar el celular, pues aseguró que era un dispositivo sumergible.

Según la mujer, su hijo habría muerto por negligencia del hotel, en el que supuestamente estaban realizando construcciones.

Las autoridades están investigando el caso para esclarecer lo que realmente sucedió.

Le podría interesar: VIDEO: Perro viajando tranquilamente sobre un carro en Copán se roba las miradas