Una joven llamada Hellen Wendy Naybuto, 23 años, murió ahogada mientras realizaba una transmisión en vivo mientras disfrutaba de la piscina de un hotel de la ciudad de Toronto, Canadá.

La grabación se viralizó en redes sociales en los últimos días y muestra que Hellen, quien era estudiante de enfermería, compartió, respondía los comentarios al en vivo antes de reanudar con su rutina de natación.

Al finalizar la acción y en cuestión de segundos se encontró en la parte más profunda de la piscina y se observa cómo lucha para mantenerse a flote.

Según indicaron medios estadounidenses, al parecer no estaba acostumbrada a nadar en sectores profundos.

Autoridades y familiares investigan el hecho

El hecho, que ocurrió el 18 de agosto, está siendo investigación por las autoridades locales.

Aunque la familia de la joven exige que su cuerpo sea trasladado al país Kenia para llevar a cabo el sepulcro.

"Según nuestra tradición, se supone que uno debe ser enterrado donde nació. No me sentiré cómodo, psicológicamente, si mi hija es enterrada lejos de Kenia", comentó Nyabuto John Kiyondi, padre de la fallecida, a CNN.

El padre lamenta la muerte de su hija

Ante el video, el padre de la joven no se pudo contenta las lágrimas y lloró mucho la muerte de su hija, quien días anteriores estaba contenta con su viaje en Canadá.

"Vi la transmisión. Lloré. Es terrible. Ella se comunicó conmigo dos días antes de perder la vida. Sonaba muy bien y yo estaba muy contento. Me prometió un teléfono. No sentí nada anormal", manifestó.

El padre de Wendy, un agricultor de Kisii, al suroeste de Kenia, dijo que está "de vuelta hasta el punto de de partida" ahora que su hija se fue de este plano terrenal.

"Ella me ayudaba económicamente a educar a sus hermanos, sobre todo en lo que respecta a las cuotas escolares y otros gastos. Ahora estoy atascado. Me pregunto cómo van a seguir estudiando sus hermanos pequeños", expresó.

Vea: Detenido menor de 12 años por amenazar con tiroteo en un colegio en Florida