Kalina de Bulgaria ha generado mucho interés en las redes sociales y esto debido a su aspecto físico.

La hija del Rey Simeón ha llamado la atención por sus musculosos brazos que son el resultado de exigentes entrenamientos.

mujer y hombre caminando
Kalina de Bulgaria actualmente tiene 52 años de edad. Foto: Redes Sociales

Estos días ha acaparado los titulares de diferentes medios de comunicación por su impresionante cambio físico que ha sido esculpida por muchas horas de entrenamiento.

Antes y después de Kalina de Bulgaria

Las primeras impresiones de Kalina Bulgaria puede dejar a muchos sorprendidos. Comparada con su imagen en los años 90 a los años actuales ella luce irreconocible.

Al revisar sus fotografías de las últimas dos décadas revela como la cirugía en su nariz cambió por completo su rostro, marcando el comienzo de sus cambios físicos.

cambios estéticos
En las imágenes se muestra como cambió su aspecto físico Kalina de Bulgaria. Foto: El Español

Su actual reaparición ha revivido el interés por su figura musculosa, mostrando unos brazos más firmes y definidos. Este cambio ha generado numerosas interrogantes.

Kalina se vio en la necesidad de aclarar que su físico es el resultado de su dedicación al entrenamiento con pesas y al cuidado de su salud. 

''Me enfoco en el entrenamiento con pesas y en mantener mi salud física, soy una apasionada del deporte'', declaró la princesa de Bulgaria.

¿Por qué la nariz de Kalina cambió con el pasar de los años?

La nariz de Kalina ha sido objetos de muchas especulaciones debido a un accidente dental de los ochos años y otros durante sus estudios de arte en Londres de 1999.

Esta última causó una infección grave que también afectó parte de su ojo durante una expedición en el año 2000, requiriendo una operación urgente para evitar daños mayores.

mujer con cabello corto
Así se ve la nariz de la princesa de Bulgaria. Foto: Mujer de Elite

Por otro lado, resulta sorprendente observar que el rostro de la royal no muestra signos de arrugas. Este hecho puede atribuirse al posible uso del botox para frenar el envejecimiento,