El día de muertos, trae consigo muchos relatos y uno de estos es la leyenda del charro negro, la cual es conocida en todas las regiones del país.

Aunque, este relato puede variar, dependiendo del lugar de México donde se relate y como se haya transmitido.

Pero, todas siempre narran al hombre elegante, vestido de negro, el cual aparece en los caminos de los viajeros.

¿Qué dice la Leyenda del charro negro?

Se dice que un hombre camina vestido de charro elegante con detalles de oro y plata, llevando un sombrero enorme y en su caminar se escuchan las espuelas.

Asimismo, a sus víctimas les ofrece riquezas y sueños que solo él los puede cumplir, pero esto no es gratis, porque a cambio pide el alma a quien lo ofrece.

Pero esto lo hace, porque así comenzó él, vendiendo su alma a cambio de riquezas, pero no midió las consecuencias y el mal lo condeno a esa existencia.

Dice la leyenda del Charro Negro, qué el joven venía de una familia pobre y en su crecer se convirtió en alguien que queria mejorar su aspecto económico, que llegó al punto de no comer para ahorrarse unos pesos.

Luego de un tiempo, los padres del joven fallecieron y se hundió en una depresión profunda, por lo que su éxito se alejaba cada vez más. Desesperado, invocó a Satanás para que este le cumpliera sus sueños.

Finalmente, El hombre, a quien todos conocían como “El charro” por su increíble aspecto de vestir de lujo, empezó a morir, pero había olvidado el trato que hizo con Satanás.

Porque, se suponía que al morir su alma sería propiedad del Diablo, y por ende, este estaba al tanto del suceso. El famoso charro fue recordando poco a poco y el temor entró en él, lo cual le dio vitalidad, así que decidió no morir, al menos no en el pueblo y empezó a ocultarse.

Pero, a pesar de su lucha con satanás, no puedo y este lo condenó desde entonces a vagar en las noches tratando de convencer a otros que venda su alma para morir, porque así el siguiente hombre tomaría el lugar del charro negro.