Luego de la entrevista entre Meghan Markle y el príncipe Harry con Oprah Winfrey, la casa real británica ha decidido romper el silencio y responder sobre las polémicas declaraciones de los duques de Sussex.

Ante esto, el palacio de Buckingham ha emitido un comunicado el martes (9.3.2021) en el que la Reina Isabel II se pronuncia sobre la entrevista donde se le acusa a la familia real de racismo.

“Toda la familia está entristecida al conocer el alcance total de cuán desafiantes han sido los últimos años para Harry y Meghan. Las cuestiones planteadas, especialmente la racial, son preocupantes. Si bien algunos recuerdos pueden variar, se toman muy en serio y la familia se ocupará de ellos en privado. Harry, Meghan y Archie siempre serán miembros muy queridos de la familia”, manifestó el comunicado.

Con estas palabras, Isabel II quiere acabar con las especulaciones y destacar su fiel compromiso de terminar con lo rumores de discriminación racial de su parte.

Estas aclaraciones son dadas luego de que Meghan Markle confirmara que hubo conversaciones con el príncipe Harry presente en las que algunos miembros de la realeza mostraron su preocupación por “cuán oscura podría ser la piel de Archie”.

Mira aquí el comunicado

Sin embargo, luego de la entrevista, Oprah Winfrey contó un día después que Harry le había confesado en privado, tras cámaras, que no habían sido ni Isabel II ni el duque de Edimburgo quienes habían tenido actitudes racistas con Meghan, entrando en sospecha el príncipe Carlos o el príncipe Guillermo, aunque no se descartan a los tíos paternos del príncipe, Andrés y Eduardo.

Luego del comunicado, el palacio de Buckingham ha dejado claro que, a partir de ahora, estos temas se tratarán en privado en la familia, por lo que, de tener una futura conversación entre los duques de Sussex y la casa real británica, se hará en secreto.

Aquí un resumen de las declaraciones de Meghan y Harry:

Te puede interesar: ¿Quién es el miembro racista de la familia real británica?