El caso inició cuando la Policía de Australia recibió la denuncia de que en ese país fue vendido el material audiovisual, por lo que, tras las investigaciones, identificó el origen de los mismo, por lo que alertó a su par brasileña.

La cooperación policial permitió que los agentes brasileños capturaran este lunes a la mujer este lunes, a quien un juez de Paulo le dictó prisión provisional, según informó el cuerpo de seguridad brasileño en un comunicado de prensa.

En el domicilio donde fue arrestada la mujer, de quien no se dio a conocer su nombre, los policías encontraron pruebas adicionales que confirmarían los delitos.

La madre fue acusada de estupro de personas vulnerables, producción y difusión de material de abuso sexual infantil, lo que le podría suponer una pena de hasta 20 años de prisión.

La Policía de Brasil dejó a los dos menores en custodia de su abuela materna, que serán supervisados por el Consejo Tutelar brasileño, una institución destinada a asegurar los derechos de víctimas menores de edad.

¡Un milagro! Bebé fue hallado con vida tras ser arrastrado por un tornado