Miembros de la Unidad Médica Nicaragüense, que luchan en primera línea contra la pandemia del nuevo coronavirus (covid-19) de forma independiente, denunciaron el viernes ser víctimas de acoso por parte de la Policía Nacional cuando realizaban coordinaciones para entregar equipos de bioseguridad a trabajadores sanitarios de los hospitales.

Según los médicos, más de 25 agentes en vehículos todoterreno de la Policía Nacional, rodearon la sede de la Unidad Médica Nicaragüense en Managua, la capital del país centroaméricano, durante toda la mañana y parte de la tarde, sin que exista una explicación de la razón.

Los médicos han denunciado que los asedios por parte de la policía, al igual que las destituciones en los hospitales, son para intimidar al gremio para que no hable sobre la pandemia del covid-19, ni distribuya medios de protección en las unidades de salud.

Cabe señalar que al menos 11 médicos del sistema público de salud de Nicaragua fueron despedidos el martes por exigir al gobierno de Daniel Ortega medidas serias de contención contra la pandemia de covid-19 y equipos de bioseguridad para el personal sanitario.

El gobierno se ha negado a decretar cuarentena por considerar que tiene el virus "bajo control", e incluso ha expuesto a la población a contagios en actividades públicas.

Según cifras oficiales, Nicaragua registra 1,464 casos de covid-19, entre ellos 55 muertos entre el 18 de marzo, cuando se confirmó el primer contagio, y este viernes. Sin embargo, el Observatorio Ciudadano, formado por médicos y redes comunitarias, contabiliza más de 5 mil contagios y 1,015 muertes sospechosas por el nuevo coronavirus.

Lea además: Coronavirus: Nicaragua se convierte en un sepelio de medianoche mientras se resiste al confinamiento por el covid-19