Un total de 23 muertos y 90 heridos, incluidos siete guardias, dejó un sangriento motín que se registró la noche del sábado en plena emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus que mantiene confinada a la capital colombiana.

La ministra de Justicia, Margarita Cabello, al dar el parte de lo ocurrido, vinculó los disturbios con un plan de fuga y rechazó las versiones que los atribuían a una protesta por la falta de condiciones para hacer frente a la pandemia en el hacinado sistema penitenciario.

"El resultado del intento de fuga en La Modelo fueron 23 privados de la libertad muertos", dijo la funcionaria en una declaración a la prensa.

Y agregó: "No hubo un problema sanitario. No hay ni un solo contagio de privado de la libertad, ni guardia ni personal administrativo con coronavirus o que podría estar en aislamiento".

https://twitter.com/descifraguerra/status/1241863490375221251

Por su parte, el presidente Iván Duque dijo que también protegía la vida de los presos, pero "no podemos permitir motines en cárceles".