Lee Kun-hee, el hombre más rico de Corea del Sur y presidente de Samsung Electronics, falleció el domingo (25.10.2020), según informó la compañía en un comunicado en el que no especificaron las causas de su fallecimiento. 

Según la publicación del diario The New York Times, la muerte de Lee podría tener consecuencias para Samsung además podría significar un problema de fondo mayor relacionado con las sucesiones si se tiene en cuenta que se trataba del hombre más rico de Corea del Sur y que presidía una empresa que supone casi el 15% del PIB del país.

Aunque, la compañía que presidía el magnate no ha dado información a fondo sobre su muerte, el magnate llevaba incapacitado desde hace más de seis años debido a un ataque cardiaco que sufrió en 2014. 

La compañía coreana fue dirigida oficialmente por Lee Kun-hee desde 1987 hasta 2020, con una interrupción de dos años entre 2008 y 2010, así como las dificultades desde 2014 por el ataque cardiaco.

El legado de Lee 

Durante el mandato de Lee en Samsung Electronics dejó un crecimiento sin precedentes posicionando  a la marca como una de las compañías más poderosas del mundo aunque con algunas controversias ya que Lee Kun-hee fue declarado culpable de sobornar al presidente Roh Tae-woo en 1995 y de evasión fiscal años más tarde (2008).

Como presidente de la empresa más grande de Corea del Sur, Lee Kun-hee también se convirtió en el hombre más rico del país. 

Según estimaciones del rotativo estadounidense, Lee deja una herencia de unos 20 mil  millones de dólares que ahora van a tener que ser heredados a sus familiares. 

Además: The New York Times decide abandonar la Apple News