Una mujer de Indonesia ha hecho volar su imaginación, pero de una manera negativa, pues ideó un plan para evitar pagar una duda.

Y es que, la madre de familia, identificada únicamente como 'L', debía 365 euros (6,942 lempiras), a la asociada Maya Gunawan, misma deuda que se venció el pasado 20 de noviembre.

Al no contar con el dinero para pagar, 'L' pidió una prorroga a Gunawan, quien aceptó y pactó la nueva fecha para el pasado 6 de diciembre, sin embargo, esta fecha también pasó y el dinero nunca llegó a sus manos.

Pero para su sorpresa, al ingresar a sus redes sociales miró una publicación en el perfil de la hija de ‘L’, donde informaba que la mujer había muerto en un trágico accidente automovilístico.

Incluso las fotografía la mostraban con gasas en sus fosas nasales y una camilla de hospital.

Sin embargo, poco después la joven salió a aclarar que todo era una mentira y que su madre había hackeado su cuenta de Facebook y realizar el post, para de esa manera evitar la deuda.