El reconocido actor español de cine para adultos, Nacho Vidal, enfrentará un juicio por homicidio imprudente ante la Audiencia de Valencia, según reportó la agencia EFE.

Este proceso judicial surge a raíz de la muerte del fotógrafo José Luis Abad el 28 de julio de 2019, durante un ritual en el que participaban con metilfubotenina, una sustancia alucinógena derivada del veneno del sapo bufo alvarius.

Estado Islámico llama a ataques individuales en Europa y EEUU para apoyar la guerra en Gaza

La Audiencia decidió revocar el sobreseimiento provisional de la causa, argumentando que existen pruebas suficientes para enjuiciar a Vidal, cuyo nombre real es Ignacio Jordà, así como a otros dos implicados, por un presunto delito de homicidio por imprudencia grave.

Expediente archivado

Aunque inicialmente la causa había sido archivada, el tribunal consideró que Abad se sometió voluntariamente al ritual.

Entre los elementos que sustentan esta decisión judicial, se destaca que Vidal asumiera el papel de "director del rito" y se atribuyera un conocimiento especial sobre este tipo de ceremonias, no obstante, no tomó medidas para calcular la dosis de la sustancia alucinógena.

Además, se considera que el actor era consciente de la toxicidad de la sustancia y de la incompatibilidad de la misma con la cocaína, una droga que se sabe había consumido Abad previamente.

A pesar de estos conocimientos, no se tomaron precauciones durante la administración de la sustancia, y la falta de conocimientos médicos fue evidente cuando Abad se desmayó durante el ritual y la ceremonia continuó por varios minutos.

Este caso ha generado un intenso debate sobre la responsabilidad y los riesgos asociados con el uso de sustancias psicoactivas en contextos ceremoniales, así como sobre la importancia de la debida diligencia y el cuidado en situaciones de este tipo.

La Audiencia de Valencia ahora procederá a llevar a cabo el juicio correspondiente para determinar la culpabilidad o inocencia de los implicados en este trágico incidente.

LEA TAMBIÉN: El 'rey de las criptomonedas', compañero de celda de JOH, fue condenado a 25 años