El telescopio espacial James Webb, continúa sorprendiendo con sus fotos, y es que ahora, capto una imagen de “El caos de la galaxia Rueda de Carro”, revelando nuevos detalles sobre la formación de estrellas y los agujeros negros.

Asimismo, esta galaxia no se encuentra sola, ya que, la potente mirada infrarroja del Webb, ha logrado una instantánea detallada de Rueda de Carro, acompañadas de otras dos galaxias pequeñas.

La instantánea, que revela el comportamiento del agujero negro dentro del centro galáctico de la galaxia, proporciona una nueva visión de cómo ha ido cambiado a lo largo de miles de millones de años, señala la NASA y Agencia Espacial Europea (ESA).

Citada galaxia, está ubicada a unos 500 millones de años luz en la constelación de Sculptor, y esta supone una visión poco común. Además, su aspecto es muy parecido al de la rueda de un carro (como lo dice su nombre), y fue el resultado de una colisión a gran velocidad entre una gran galaxia espiral y otra más pequeña que no se puede observar en la imagen.

Las colisiones galácticas, provocan siempre una cascada de eventos diferentes y más pequeños entre las galaxias incorporadas, como lo es Rueda de carro, ya que, el choque afectó su forma y estructura.

De igual forma, esta galaxia presenta dos anillos, uno interior brillante y uno circundante de color, que se expanden hacia el exterior desde el centro de la colisión, como las ondas de un estanque al lanzar una piedra en él; los astrónomos denominan estos acontecimientos como "galaxia anular" o de anillo, una estructura menos común que las galaxias espirales como la Vía Láctea.

Cabe destacar, que la NASA al mostrar la nueva galaxia "Rueda de carro", posteó en su cuenta de Twitter: "¡Webb está en racha!" mostrando la foto, mientras que la ESA escribió: "¿Quién está listo para una gimnasia estelar? Esta nueva y hermosa imagen del Webb revela nuevos detalles sobre la formación de estrellas y los agujeros negros".

¿Cómo se creó la nueva galaxia?

Según la NASA, Rueda de carro está en una etapa muy transitoria, ya que, era una galaxia espiral normal como la Vía Láctea antes de su colisión, pero después se transformó y lo seguirá haciendo.

Webb, ofrece una instantánea del estado actual de la misma, y además, proporciona una visión de lo que le ocurrió a esta galaxia en el pasado y de cómo evolucionará en un futuro.

La colaboración de la NASA, la ESA y la canadiense CSA, han hecho posible el James Webb, del cual, se conoció su primera imagen el pasado 11 de julio.

Con información de EFE.