El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, informó que es urgente que se aumente la inversión en servicios para la salud mental o esperar un aumento en padecimientos causados por la pandemia.

“El impacto de la pandemia en la salud mental de las personas ya es preocupante. El aislamiento social, el miedo al contagio y la pérdida de miembros de la familia se ven agravados por la angustia de perder ingresos y, a menudo, el empleo”, explicó en un comunicado publicado el jueves 14 de mayo.

Tedros citó el informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) denominado “Covid-19 y la necesidad de acción sobre la salud mental”, y con ello destacar que la presión y la ansiedad están aumentando y los servicios para su atención han sido suspendidos.

Por lo cual, solicitó la necesidad de la búsqueda de alternativas en el tema. Dentro de los grupos vulnerables que tienen un riesgo particular de angustia sicológica se encuentran los trabajadores de la salud, sometidos a grandes cargas de trabajo.

Te puede interesar: En medio de crisis económica mundial renuncia el director general de la OMC

Para el director hay que actuar de inmediato y atender esos problemas./Foto: Us As

También, niños y adolescentes, porque las medidas de aislamiento los inmersa a ser testigos o sufrir violencia; y las mujeres que trabajan desde casa, realizan labores domésticas e impulsan la educación.

Los aumentos no cesan

Según Notimex, el informe de la ONU también habla sobre el consumo de alcohol como un tema de bastante preocupación.  Las estadísticas de Canadá informan que el 20 por ciento de las personas entre 15 y 49 años han aumentado su consumo durante la pandemia.

Asimismo, compartieron resultados de algunas naciones como Etiopía, donde la prevalencia de síntomas de depresión ha aumentado tres veces en relación con las estimaciones previas a la pandemia.

En China, por ejemplo, los trabajadores de la salud reportaron altas tasas de depresión, ansiedad e insomnio, con un 50, 45 y 34 por ciento respectivamente.

También, en Canadá casi la mitad de los trabajadores han solicitado apoyo psicológico por la situación de confinamiento.