La peste negra fue la enfermedad más temida durante el siglo XIV, que terminó matando a unas 200 millones de personas, y en los últimos días los casos registrados en Mongolia y China tienen en alerta a las autoridades sanitarias.

La enfermedad se convirtió en una pandemia que puso en riesgo hasta a los profesionales de la salud que atendían los casos. Incluso, en aquel momento, los médicos se protegían con un traje que los cubría de pies a cabeza, con la peculiaridad de una máscara parecida al pico de las aves y que ahora es utilizada en diferentes eventos, pero todo tiene un significado.

Las máscaras utilizadas por los médicos tenían en el pico diversas sustancias aromáticas con el objetivo de mitigar los malos olores. Además, servía para espantar las aves, ya que creían que también transmitían la peste.

Lea también: China en alerta ante una nueva pandemia: Las estrictas medidas impuestas para evitar brote de la peste negra

Estas máscaras tenían un diseño especial, con dos huecos cerca de las fosas nasales, suficiente "para respirar y transportar, con el aire que uno respira, el aroma de las hierbas que están a lo largo del pico", detalla el portal de National Geographic.

Y es que, en aquel momento, los médicos creían que la peste negra se esparcía por medio del aire envenenador y que podría provocar problemas en los fluidos y humores corporales de las personas.

Así se veían los doctores de la peste en el siglo XIV. Fotografía: National Geographic.

Es por ello que, se creía que los perfumes eran "capaces de proteger las zonas afectadas por la peste, proteger a quienes lo respiraban".

Además, el atuendo era acompañado por una bata que les llegaba hasta los tobillos, como medida de protección de la letal enfermedad.

También, los médicos utilizaban un sombrero confeccionado con piel de cabra, guantes, calzado y hasta una vara de metal para evaluar los pacientes y mantener la distancia.

Además: Letal peste negra está en América Latina y llegó a otros países alzando alarmas