Cada 25 de agosto, se celebra el día del peluquero, pero, te has preguntado por qué se celebra esta fecha.

La importancia de esta profesión se remonta desde el tiempo de los nobles franceses, encargándose de embellecer a esa clase social de la época.

¿Por qué es el día del peluquero?

La fecha se originó en el siglo XVII, cuando la profesión solamente era ejercida por los plebeyos de sexo masculino.

Donde su labor era cuidar el cabello de las pelucas utilizadas por los nobles y mantenerlas en el mejor estado para su uso diario.

Es importante mencionar que, en esa época, los nobles tenían poca higiene y las enfermedades del cuero cabelludo eran más común de lo normal, por tal razón, el uso de las pelucas.

Herramientas utilizadas por los peluqueros. Foto: redes sociales
Herramientas utilizadas por los peluqueros. Foto: redes sociales

La celebración de la fecha es en honor al rey francés Luis XIV, quien le dio importancia a esta profesión durante su reinado.

Es más, este monarca, declaró a su peluquero oficial como hombre libre y lo jerarquizó a la altura de los jueces y magistrados de esa época.

La peluquería en la historia

En los antecedentes de esta profesión, se destaca la antigua Grecia y Egipto, civilizaciones que se han destacado por los avances en la estética y belleza.

Además, los esclavos eran los encargados del cuidado del cabello de sus amos, utilizando hierbas y frutos para el embellecimiento de este.

Asimismo, la cultura egipcia consideraba el cabello como un elemento fundamental de la belleza física, con una función religiosa y social.

Por otro lado, los griegos lo convirtieron en culto de la belleza y un pilar fundamental de su cultura, reflejados en varias esculturas y pinturas.

Sin embargo, en la actualidad esta profesión es ejercida por hombres y mujeres, sirviendo a la sociedad sin ninguna distinción y con otros agregados en sus funciones.