El presidente de Francia, Emmanuel Macron, dio a conocer el lunes 16 de marzo que el Estado tomó medidas extremas para evitar más contagios de covid-19.

Entre ellas están el sumir los créditos bancarios, suspender el pago de alquileres, impuestos y recibos de luz, agua, gas e internet para enfrentar el impacto económico que está provocando el brote de coronavirus, que en ese país ha infectado a 6,650 personas y ha dejado 148 muertes.

Además, anunció un plan de 300 millones de euros para evitar la caída económica de las empresas. “Estamos en guerra, en una guerra sanitaria. Es cierto que no luchamos ni contra un Ejército ni contra una nación, pero el enemigo está ahí, invisible y evasivo, y avanza. Esto requiere nuestra movilización general”, sostuvo Macron.

https://twitter.com/descifraguerra/status/1239641351488188416