El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, mencionó el viernes 17 de julio que donará parte de su salario para mejorar los servicios de salud durante la pandemia del covid-19.

AMLO dio la noticia durante su conferencia matutina y detalló que su aporte será de un 25 por ciento de su salario mensual de 108,000 mil pesos por los que donará cerca de 4,790, con el fin de “seguir mejorando los servicios de salud”.

“Este decreto que firmé es para que todos aportemos por la pandemia, y también por la crisis económica, que el que gana más, aporte más”, explicó el representante del Ejecutivo.

Asimismo se refirió a un decreto que publicó el pasado 23 de abril en el Diario Oficial de la Federación (DOF), en el cual estableció una serie de lineamientos de austeridad que deberán seguir las dependencias gubernamentales.

Te puede interesar: Narcos mexicanos advierten con video lo que les pasará a quienes no se unan a ellos

https://twitter.com/lopezobrador_/status/1284096425790328833

En ese documento, se estableció que se reducirá el salario de los altos funcionarios de la administración pública “de forma voluntaria”.

“Para que no haya la crítica de que es imposición, es autoritarismo, se plantea que sea voluntario, que cada servidor público lo aporte”, alegó el mandatario a sus adversarios, a quienes calificó como "conservadores corruptos".

Inversión para enfrentar la pandemia

El presidente norteamericano reveló que su gobierno ya ha invertido cerca de 1,108,000 millones de dólares para enfrentar la pandemia del coronavirus.

“Que sepan que en cuatro meses se contrataron más de 50.000 trabajadores de la salud, médicos, enfermeras, se equiparon los hospitales y que lo más importante es que ningún enfermo de covid-19 en México se ha quedado sin atención”, comunicó a sus críticos.

Según RT, hasta la noche del viernes 17 de julio, México contabilizaba más de 331 mil casos confirmados de coronavirus y 38 mil muertes.

https://youtu.be/w5Kv2dU6QuA

Vea: Entrenador de las Chivas de Guadalajara es diagnosticado con covid-19