México ha enfrentado la crisis económica provocada por el coronavirus con una fórmula "única en el mundo" en la que "primero se rescata al pueblo", afirmó el martes el presidente Andrés Manuel López Obrador en su informe anual de gobierno.

"Ahora todos los apoyos y créditos se entregan de manera directa para reactivar la economía de abajo hacia arriba, no se da prioridad a las grandes empresas y bancos. Ahora, por el bien de todos, primero se rescata al pueblo", dijo el mandatario.

Siete de cada 10 familias mexicanas, aseguró, están recibiendo algún tipo de ayuda económica estatal y 100% de las comunidades indígenas y de zonas rurales pobres se benefician de al menos un programa social.

"Nos han reprochado que no emprendimos un rescate económico elitista para atenuar los efectos de la pandemia, pero es un timbre de orgullo poder decir que ayudamos, por medio de los programas sociales, a 23 millones de familias", añadió López Obrador en el palacio presidencial ante unas decenas de invitados.

Desde el inicio de la epidemia de covid-19, el gobierno mexicano se resistió a aplicar las llamadas políticas contracíclicas o recurrir al endeudamiento para atenuar la peor crisis económica en la historia del país.

https://twitter.com/lopezobrador_/status/1300795561679810560

López Obrador tacha esas medidas de "neoliberales" y dice que solo benefician a los sectores más pudientes.

"Hemos enfrentado la pandemia y vamos a salir de la crisis económica sin contratar deuda adicional y sin destinar dinero público a rescates (…) inmorales, es decir, a quienes no necesitan ser rescatados", argumentó.

Te podría interesar: Ni los protectores faciales ni las mascarillas con válvulas frenan el coronavirus