El primer ministro eslovaco, Robert Fico, habló este miércoles por primera vez desde que recibió varios disparos a mediados de mayo, durante un intento de asesinato.

En un video publicado en Facebook, Fico afirmó que perdonaba al agresor que le disparó cuatro veces, y anunció que estaba listo para reanudar gradualmente sus funciones a finales de este mes.

"No siento odio hacia el desconocido que me disparó", dijo el primer ministro de 59 años, según una traducción al inglés del video.

"Le perdono y dejo que resuelva lo que hizo y por qué lo hizo en su propia cabeza", añadió.

El político resultó gravemente herido tras un intento de asesinato el 15 de mayo, que tuvo lugar tras una reunión del gobierno en Handlova, una ciudad del centro de Eslovaquia.

Fico salió del hospital el 31 de mayo y se encontraba desde entonces de convalecencia en su casa en Bratislava, la capital del país miembro de la Unión Europea y de la OTAN.

El sospechoso del ataque, identificado por los medios eslovacos como Juraj Cintula, un poeta de 71 años, fue inculpado de intento de asesinato con premeditación y puesto en prisión preventiva.

En el video del miércoles, Fico subrayó que "si todo va según lo previsto, podría
reincorporarme gradualmente al trabajo entre junio y julio".