En las recientes noticias, se dio a conocer la llegada del fenómeno de El Niño por lo que muchas personas se preguntan qué es, ya que desconocen de que se trata y que consecuencias puede provocar.

El Fenómeno de El Niño, un evento climático recurrente, se encuentra nuevamente bajo el escrutinio de los científicos y expertos en clima.

Se teme que este fenómeno pueda intensificarse en los próximos meses, lo que podría llevar a una serie de impactos significativos en diversas regiones del planeta.

Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha confirmado la llegada de este fenómeno, que impactará en diferentes países del mundo con sequías y lluvias.

También ha señalado que la posibilidad de que hasta 2026 haya por lo menos un año con las temperaturas más altas jamás registradas es del 93%, debido a la posible vuelta del fenómeno de El Niño.

¿Qué es el fenómeno de El Niño?

El fenómeno de El Niño es un evento climático que ocurre periódicamente en el océano Pacífico tropical.

Se caracteriza por un calentamiento anormal de las aguas superficiales del océano, lo que provoca cambios significativos en los patrones climáticos globales.

Este fenómeno se origina en la región ecuatorial del Pacífico y puede tener efectos significativos en el clima, la agricultura, la pesca y la economía de muchas regiones del mundo.

El término "El Niño" significa "El Niño Jesús" en español y fue utilizado originalmente por pescadores peruanos para describir el calentamiento de las aguas costeras que ocurría cerca de la Navidad.

En la actualidad, el fenómeno de El Niño se refiere a la fase cálida del fenómeno El Niño-Oscilación del Sur (ENOS), que es un ciclo climático complejo que también incluye una fase fría conocida como La Niña.

El fenómeno de El Niño es un evento climático que ocurre periódicamente. Foto: Redes Sociales

Consecuencias y efectos

Cambios en los patrones climáticos:

Durante el fenómeno de El Niño, las temperaturas de la superficie del mar en el océano Pacífico tropical se elevan por encima de lo normal.

Impacto en la agricultura:

Las sequías asociadas pueden afectar la disponibilidad de agua para riego, lo que reduce la producción agrícola y provoca pérdidas de cultivos.

Cambios en los ecosistemas marinos

El aumento de las temperaturas del agua durante El Niño puede tener consecuencias graves para los ecosistemas marinos.

El calentamiento del agua puede provocar la muerte masiva de corales, lo que daña los arrecifes y afecta a la biodiversidad marina.

Aumento de fenómenos meteorológicos extremos:

Durante El Niño, se observa un aumento en la frecuencia e intensidad de fenómenos meteorológicos extremos en diferentes partes del mundo.

Impacto en la economía:

El fenómeno de El Niño puede tener un impacto negativo en la economía de muchas regiones. Las sequías pueden afectar la producción de alimentos y generar escasez, lo que puede llevar a un aumento en los precios de los productos básicos.

Es importante destacar que el fenómeno de El Niño no tiene los mismos efectos en todas las regiones y puede variar en intensidad y duración en cada episodio.

Además, existen otros fenómenos climáticos, como La Niña, que pueden tener consecuencias opuestas a las de El Niño.

LEA TAMBIÉN: El fenómeno de El Niño ya comenzó, informa la NOAA