Aunque sea poco probable, no es del todo imposible que una tragedia suceda en los lugares más inesperados y por eso, muchos se preguntan qué pasa si muere un alumno mientras realiza un examen.

Hay muchos mitos sobre este tipo de temas, ya que incluso se habla sobre que cuando supuestamente se incendia la universidad, todos los estudiantes reciben su título universitario, solución que es completamente falsa.

La respuesta ante una emergencia depende de cada una de las instituciones educativas, ya que en la mayoría de países no hay una legislación que cubra este tipo de casos.

Cabe señalar que puede ser que en el caso del sistema educativo público, la mayoría de centros escolares sigan un mismo protocolo. Ahora bien, en el caso de escuelas privadas, dependerá de lo que determinen sus autoridades independientes qué se hace ante tal tragedia.

¿Qué pasa si muere un alumno en examen?

En el caso de Estados Unidos, al igual que en todo el mundo, no hay un proceso establecido para todas las instituciones.

Sin embargo, generalmente, se toman medidas para abordar la situación de manera respetuosa y compasiva. Algunas de las acciones que podrían llevarse a cabo incluyen:

  • Notificación a las autoridades: Se notificará a las autoridades pertinentes, como el personal de seguridad, el personal médico y, posiblemente, a la policía, según la naturaleza del fallecimiento.
  • Asistencia médica: Si no se ha confirmado el fallecimiento, se puede solicitar asistencia médica de inmediato. Los protocolos de respuesta a emergencias médicas pueden variar según la institución.
  • Evacuación del área: Dependiendo de la gravedad de la situación y del entorno, podría ser necesario evacuar a otros estudiantes y personal para permitir la llegada de servicios de emergencia y preservar la privacidad.
  • Notificación a la familia: La institución se comunicará con la familia del estudiante fallecido tan pronto como sea posible, de manera delicada y respetuosa.
  • Apoyo emocional: Se proporcionará apoyo emocional a los compañeros de clase, profesores y personal afectado por la tragedia. Esto puede incluir asesoramiento, servicios de salud mental y recursos para el duelo.
  • Investigación y documentación: Se realizará una investigación para determinar las circunstancias del fallecimiento y documentar los eventos para los informes oficiales y para garantizar una respuesta adecuada en el futuro.

Es importante destacar que cada situación puede ser única, y las acciones específicas pueden variar.

Las instituciones educativas suelen tener protocolos de emergencia y planes de crisis en su lugar para manejar situaciones como esta de la manera más eficiente y compasiva posible.

En tal caso, puede que el examen se suspenda por completo o que se posponga.

LEA TAMBIÉN:'Por sus sueños': Shin Fujiyama busca ayuda para reconstruir escuela en Yoro