Un soldado británico de 18 años de edad fue hallado muerto en un cuartel militar, días después de custodiar el ataúd de la reina Isabel II durante el funeral de estado que tuvo lugar el 19 de septiembre en Londres.

El difunto fue identificado como Jack Burnell-Williams. El miércoles pasado, policías y paramédicos atendieron la llamada de auxilio proveniente de Hyde Park Barracks, en Knightsbridge, centro de Londres.

"La muerte fue inesperada ha sido investigada y no está siendo tratada como sospechosa. Los oficiales ayudarán a preparar un informe para el forense", indicó la Policía Metropolitana en un comunicado.

LEA: Revelan la causa de muerte de Isabel II

Cuando los servicios de emergencia llegaron a la escena, los intentos por resucitar a Burnell-Williams no tuvieron éxito y fue declarado muerto en el lugar.

Aunque por el momento se desconocen las causas de muerte, la Policía no está investigando el asunto como un homicidio, según informaron medios locales.

Su papel en el funeral de la reina

Jack fue un jinete entusiasta desde sus días de infancia y superó a lo largo de su corta vida una serie de lesiones para cumplir su sueño de unirse al regimiento de élite, que es el segundo más veterano del Ejército británico y lo logró.

El guardia jugó un papel clave en la extraordinaria procesión que custodiaba el ataúd de la reina en el traslado desde la Abadía de Westminster, pasando por el Palacio de Buckingham, hasta Wellington Arch el 19 de septiembre.

Durante la procesión fúnebre, los soldados de la Caballería Doméstica a caballo siguieron detrás del Rey Carlos y otros miembros de la realeza de alto rango, incluidos el príncipe William y el príncipe Harry, mientras caminaban detrás del ataúd de la reina mientras era transportado en un carruaje de armas.

Las palabras de sus seres queridos

Un portavoz del Ejército dijo: "Con mucha tristeza confirmamos la muerte del soldado Jack Burnell-Williams el 28 de septiembre en Hyde Park Barracks. Nuestros pensamientos están con la familia y amigos del soldado en este momento difícil y pedimos que se respete su privacidad".

Por su parte, la novia también escribió algo para él en sus redes sociales: "Siempre te extrañaré, mi amor. Verdaderamente desconsolada". En sintonía, su hermana, Elisha agregó: "Superaremos esto juntos como equipo. Necesitamos hacerlo sentir tan orgulloso como él lo ha hecho con nosotros".

El día de la ceremonia real, el padre del joven soldado, Daniel Burnell, escribió: "Mi hijo cumple con su deber para la reina en su último viaje, estoy muy orgulloso".

ADEMÁS: Isabel II es sepultada junto a su esposo, el duque de Edimburgo en Windsor