Los fallecidos durante las últimas 48 horas en la localidad marroquí de Sidi Alal Tazi, al norte de Rabat, a causa de consumir alcohol adulterado, se elevan a ocho de un total de 114 personas que mostraron signos de intoxicación por metanol.

El Ministerio de Sanidad de Marruecos señaló en un comunicado que 81 de los intoxicados siguen ingresados en los hospitales de la provincia de Kenitra, donde se localiza Sidi Alal Tazi, y en Rabat, para recibir tratamiento.

Cinco de los afectados fueron ingresados en unidades de reanimación

La nota informa que cinco de los afectados han sido ingresados en unidades de reanimación debido a su grave intoxicación por metanol tras consumir alcohol adulterado.

Una fuente ministerial informó que numerosos afectados han sido derivados al Centro Hospitalario Regional de Rabat y a otros centros médicos de la capital, con el objetivo de reducir la sobrecarga en los hospitales de Kenitra.

Varios implicados en la elaboración del alcohol adulterado fueron capturados

Además, fuentes locales indicaron que las fuerzas de seguridad han detenido a varias personas implicadas en la elaboración y venta de este alcohol adulterado.

El consumo de alcohol en Marruecos está restringido, no solo por ser socialmente mal visto, sino también por los elevados precios de las bebidas alcohólicas, resultado de altos impuestos.

Dada esta circunstancia, proliferan las destilerías ilegales y la comercialización clandestina de alcoholes potentes, en su mayoría aguardientes de fabricación casera y carentes de garantías sanitarias.

También lea: Video de mujer que muere por tomarse una selfie, en locomotora de vapor