El trágico hecho ocurrió en Tailandia, cuando un conocido atleta paralímpico de 29 años se embriagó y tras una pelea con su novia, de 44 años, protagonizó una masacre en su propia boda.

Chaturong Suksuk, exranger paramilitar y atleta paralímpico, se había molestado con su novia por una supuesta inseguridad por su discapacidad.

Tras la discusión, el novio tomó su pistola y disparó a la novia y a dos de los familiares de ella. Después del múltiple asesinato, el hombre se disparó con la misma pistola. Los cuerpos quedaron en medio de la pista de baile.

Según las autoridades, el tirador estaba intoxicado de alcohol al momento de la masacre.

Hasta el momento se desconocen las verdaderas razones por las que el hombre protagonizó la tragedia. Sin embargo, el hecho causó conmoción en el país.

Mujer publicó curioso mensaje antes de morir: 'feliz Navidad por si me matan'