El TSE decidió suspender la figura jurídica de Semilla por una orden judicial emitida por el juez penal Fredy Orellana el pasado 12 de julio, por un supuesto caso de firmas falsas en 2018.

La suspensión fue confirmada por miembros del Movimiento Semilla, tras ser notificados oficialmente, a la espera de una declaración del TSE.

Desde el 12 de julio pasado, el Ministerio Público había iniciado con la persecución penal contra dicho partido, después de que Arévalo de León, presidente electo (2024-2028), avanzara de forma sorpresiva al balotaje.

Hasta este lunes, la suspensión del partido había sido detenida por la Corte de Constitucionalidad, máximo tribunal del país, por considerar ilegal suspender un partido en plena contienda electoral.

Andrea Reyes, diputada electa e integrante del equipo jurídico de Semilla, explicó que aún desconocen "los alcances de la resolución porque aún no está en firme".

El 13 de julio, el Registro de Ciudadanos, entidad encargada de la inscripción de los partidos, había rechazado la petición de cancelación contra el partido del presidente electo.

La Fiscalía había reaccionado con acciones penales contra el registrador, Ramiro Muñoz, así como contra integrantes de Semilla.

Previo a ganar la presidencia el pasado 20 de agosto, Arévalo de León había asegurado a medios internacionales que no descartaba nuevos ataques para evitar que tome posesión el 14 de enero próximo.

Arévalo de León obtuvo 2.4 millones de votos en la segunda vuelta y se impuso a su rival, la ex primera dama Sandra Torres Casanova, de la Unidad Nacional de la Esperanza, que se adjudicó 1.5 millones de sufragios.

Vea además: Refuerzan seguridad de Bernardo Arévalo por supuestos planes para matarlo