Hace más de 30 meses “El Chapo” Guzmán permanece encerrado en una prisión de máxima seguridad en Manhattan.

El capo mexicano del narcotráfico Joaquín "Chapo" Guzmán, declarado culpable de traficar cientos de toneladas de drogas a Estados Unidos.

Guzmán vive encerrado en una celda de 6 x 2 metros, por lo que el narcotraficante pidió que le dejen comprar agua embotellada, ejercitarse al aire libre y tapones para los oídos porque no puede dormir en su celda neoyorquina.

 A través de sus abogados Joaquín ha solicitado al juez federal Brian Cogan, tenga "al menos dos horas de recreación exterior por semana, acceso a la zona donde está la población carcelaria general, poder comprar seis botellas de agua por semana y acceso a un par de tapones de oídos para aliviar su dolor de oídos y ayudarlo a dormir".

“El Chapo” fue extraditado desde México, quien está detenido en aislamiento casi total desde hace 27 meses en una cárcel de máxima seguridad de Manhattan, el Centro Correccional Metropolitano (MCC).

También le puede interesar: Estados Unidos ya tiene el borrador del acuerdo de tercer país seguro

https://www.facebook.com/422924961625561/videos/784161995331512/

Según su abogada, sus condiciones de detención, durante más de dos años "sin aire fresco o luz natural" son "crueles e inusuales" y le han dejado "cicatrices psicológicas".

Fuente: El Espectador