¡Justicia para el gallo Marcel! piden millares de franceses luego que el ave fuera asesinado a tiros por un vecino de la comunidad de Vinzieux, en el sur de Francia, harto de sus cantos mañaneros.

Vinzieux reúne a unos 450 habitantes y casi todos han reaccionado con indignación por la muerte del gallo, desde mayo pasado, según la información recogida por la agencia AFP.

Vea: La insólita venganza de un granjero contra hombre le arrojó cientos de neumáticos en su propiedad

El dueño del gallo asesinado, Sébastien Verney, lanzó una petición en línea en la que exije "justicia para Marcel" y llama a defender la vida rural. La iniciativa, con el subtítulo "Déjenos cantar", ya ha reunido más de 76 mil firmas.

Verney comentó a AFP que los residentes de la comuna quedaron "profundamente conmocionados por este drama" y lamentó que "el modo de vida en el campo se ve cada vez más afectado por comportamientos que no son castigados". El inculpado, por su parte, admitió los hechos y será juzgado a principios de diciembre.

También: Condenan a influencer iraní a 16 años de prisión y 74 latigazos, por una insólita razón

Entre tanto, Marcel logró, antes de morir, asegurar su descendencia, de manera que aunque ya no se escuche su voz, Vinzieux podrá oír la de cinco polluelos que dejó.

El gallo es en Francia un símbolo no oficial, pero presente incluso en los emblemas de sus equipos de fútbol y rugby. Así, el deceso de Marcel no es la primera batalla campal que en los juzgados se hacen eco de las tensiones entre la población rural y urbana del país, recabó la AFP.

Oyro caso similar

El año pasado, en la isla de Oléron unos vecinos demandaron a la propietaria de Maurice, gallo que también cantaba demasiado temprano y molestaba con sus cacareos, pero la justicia se puso de parte del ave, a la que autorizó a continuar cantando por las mañanas.

Los demandantes resultaron ser una pareja de jubilados que acudían a su casa en la localidad rural solo para las vacaciones. "Hoy denuncian el cacareo, y mañana, ¿qué será? ¿Las gaviotas? ¿El ruido del viento? ¿Nuestros acentos?", criticó en aquel entonces el alcalde de Saint Pierre d'Oléron, Christophe Sueur, puntualizó la nota de AFP.

Le puede interesar: Coronavirus podría transmitirse a través de las flatulencias y la forma de contagio es insólita