El gobierno de Dinamarca decidió sacrificar a unos 17 millones de visones por una extraña mutación del SarsCov2 virus que da origen al covid-19, pero incluso después de muertos y enterrados, han comenzado a resurgir de las fosas comunes y esto ha puesto en alarma a las autoridades del país.

A inicios de noviembre, las autoridades danesas ordenaron que todos los visiones de criadero fueran sacrificados luego de que 12 personas se infectaron por una mutación del covid-19, que se transmitió a los animales y terminó por contagiar a humanos.

Los cadáveres de los visones fueron depositados en una zona militar del oeste de Dinamarca y cubiertos con dos metros de tierra.

Pero cientos de estos animales comenzaron a resurgir a la superficie debido al gas resultante de la descomposición que mueve el terreno.

Los visones fueron enterrados en un campo militar en Dinamarca.

Según detalló El Universal de México, los cadáveres de los visones se encuentran cubiertos sólo por una fina capa de cal y de una tierra muy arenosa que habría facilitado el fenómeno.

El ministerio de Medioambiente y de Agricultura afirmó que los visones están enterrados entre un metro y medio, y dos metros.

Pero el reporte de la prensa local indica que solo están a un metro de profundidad, por lo que esto habría facilitado que los cadáveres se salieran a la superficie.

Fotos y videos compartidos en las redes sociales dieron lugar a múltiples comentarios, muchos de ellos han tildado el evento como "los visones zombies", pues estos parecen haber resurgido de las fosas comunes.

Los visones fueron cubiertos con cal y arena para evitar la contaminación.

Sin embargo, la Policía de Dinamarca ha confirmado en varias ocasiones que los restos biológicos de los visones no representan un riesgo de contagios de coronavirus.

Pero a los residentes del sector les preocupa el riesgo de que los cuerpos contaminen el agua potable y una laguna situada a menos de 200 metros de distancia del campo donde fueron enterrados los animales.

Además: En Holanda sacrifican a 190 mil gallinas tras aparición de gripe aviar