San Salvador ha vivido la última semana una crisis en el abastecimiento de agua provocada por la contaminación del río Lempa, que atraviesa el norte de Centroamérica.

La informó fue sacada a la luz el miércoles por una organización que lucha por limpiar el afluente.

Te podría interesar: Presidente de Guatemala crea comisión gubernamental anticorrupción

Desde la última semana, el agua del Lempa que ingresa a la planta potabilizadora Las Pavas, unos 45 km al norte de San Salvador, se vio afectada por tres tipos de algas, una de ellas era tóxica y provocó mal olor y sabor en el agua.

Con la crisis se vieron afectados más de 1,5 millones de habitantes de San Salvador y su periferia.

El Lempa, el río más extenso de Centroamérica, nace en las montañas del municipio guatemalteco de Olopa, y sus 422 kilómetros recorren Guatemala (31,4km), Honduras (31,4 km) y El Salvador (360,3 km), donde desemboca en el Pacífico.