En El Salvador, una familia quedó impactada al abrir el ataúd de un pariente quien supuestamente había fallecido por coronavirus, pero tenía signos de tortura y estaba esposado.

Al momento de la entrega del cadáver, los médicos del Hospital de Santa Teresa les dijeron que se apresuran a sepultarlo porque había muerto de coronavirus, pero el documento de Medicina Forense decía que él había muerto por sangramiento del tubo digestivo. Lo que orilló a la familia a destapar el ataúd y descubrieron la horrenda escena.

Al ver el cadáver, le encontraron golpes, moretones, el rostro y los ojos ensangrentados y los dientes rotos, además de estar esposado, por lo que sus familiares sospechan que pudo haber muerto a consecuencia de tortura infligida mientras estaba en detención provisional.

Familiares de Luis aseguran que fue torturado. /Foto familia Mejía Bonilla

“Nos dijeron que había muerto de coronavirus y que no lo veláramos ni abriéramos la caja, pero en el papel que nos dieron decía otra cosa; además, si hubiera muerto de ese coronavirus ni nos lo hubieran entregado, sino que de un solo del hospital lo hubieran llevado a enterrar”, dijo Adela Mejía, la madre.

El fallecido fue identificado como Luis Iván Mejía Bonilla de 30 años de edad, quien era padre de una niña.

¿Por qué habrían matado a Luis?

Fue acusado de pertenecer a una pandilla y de haber matado al soldado, Jhonis Alexánder Delgado Canales, hace un año. Razón por la cual fue detenido el 28 de abril y desde el 1 de mayo fue remitido a las bartonilas policiales de Zacatecoluca, departamento de La Paz .

 Luis Iván Mejía Bonilla era padre de una niña de siete meses de edad. Foto/ El Diario de Hoy

Los amigos y vecinos, incluyendo el sacerdote José Arcadio Santamaría, piden investigar esta muerte pues el joven era honrado y trabajador.

Por su parte la abogada penalista, Marcela Galeas, dijo en su cuenta de Twitter que era urgente e imperativo que en este caso actuara la Fiscalía General.

“Ante la contradicción entre las versiones del hospital, PNC (Policía Nacional Civil), IML y los familiares de Luis Iván Mejía Bonilla, de lo que podría ser una muerte natural versus indicios de actos de tortura y homicidio agravado, es imperante y urgente su actuación Sr. Fiscal General @MelaraRaul, debido a que el C. Pn (Código Penal) en Art. 366-A califica como tortura, aquella acción cometida por (…) autoridad pública o agente de autoridad pública que con ocasión de sus funciones, inflijan intencionadamente a una persona dolores o sufrimientos graves ya sean físicos o mentales…”, escribió la abogada.

https://twitter.com/Marcela_Galeas/status/1259537794566889472

Te puede interesar: Nueva York deja morir a los hispanos y personas de color, denuncia enfermera en desgarrador video