"Cerramos con 173 vulneraciones a la prensa previo y durante el período electoral, lo cual es un número alto", dijo a periodistas Angélica Cárcamo, presidenta de la Apes.

De acuerdo con el informe, 59 de las agresiones habrían sido generadas por funcionarios, seguidas de 17 vulneraciones atribuidas a encargados de centros de votación y 19 a usuarios de redes sociales.

La organización indicó que, después de una conferencia de prensa del presidente Nayib Bukele en la que rompió el silencio electoral para pedir votos para su reelección, "la tendencia arrojó un alza en la restricción al trabajo periodístico para documentar el escrutinio final".

VEA: Bukele dice que 'Dios quiso sanar' a El Salvador y que continuará camino en plena libertad

"Los periodistas aquí son libres, pueden grabar, preguntar, ir a donde quieran. Ustedes andan con total libertad", dijo Bukele y, según detalló la Apes, en ese evento empleados de la Secretaría de Comunicaciones de la Presidencia negaron el derecho de preguntar a periodistas salvadoreños.

Las agresiones registradas por la Apes desde 2019, cuando llegó Bukele al poder, se elevaron un 303 %, pasando de 77 en 2019 a 311 en 2023.

Bukele se autoproclamó vencedor de las elecciones antes de conocerse los resultados oficiales y cuando aún se estaban contando los votos.

Bukele se convertiría, de confirmarse los datos, en el primer presidente de El Salvador en reelegirse desde que el país dejó atrás una dictadura militar, a pesar de la prohibición constitucional. 

PUEDE LEER: Salvadoreños ven violaciones a DD HH como 'precio' por la seguridad