Siete organizaciones fueron canceladas por "incumplimiento" en los reportes de sus finanzas, y sus bienes pasarán al Estado; y ocho por "disolución voluntaria de miembros", según dos resoluciones publicadas en el diario oficial La Gaceta.

Una resolución del Ministerio del Interior clausuró siete organismos que "no reportaron por períodos de entre 2 hasta 11 años sus Estados Financieros conforme períodos fiscales, con desgloses detallados de ingresos y egresos, balanza de comprobación, detalle de donaciones (origen, proveniencia y beneficiario final) y Juntas Directivas".

LEA: Ataques del Gobierno a la ASJ y al CNA se asemejan a la política de Ortega en Nicaragua, advierten analistas

Estas oenegés quedaron "en incumplimiento de sus obligaciones, conforme a las Leyes que los regulan, y obstaculizando el control y vigilancia de la Dirección General de Registro y Control de Organismos sin Fines de Lucro", dijo la publicación.

Cierres de ONG

Nicaragua endureció las leyes tras las protestas contra el gobierno del presidente Daniel Ortega en 2018, que en tres meses de bloqueos de calles y choques entre opositores y oficialistas dejaron más de 300 muertos, según la ONU.

El gobierno de Ortega, que consideró las protestas como un intento de golpe de Estado promovido por Washington, aseguró que algunas oenegés las financiaron.

Entre los organismos evangélicos cancelados figuran la Asociación Misión Evangélica "Cristo Viene" de Nicaragua, la Asociación Iglesia Centro Misionero Esperanza de Dios y la Asociación Iglesia Evangélica Sicar.

También fueron canceladas las personalidades jurídicas de las oenegés Viviendas León, Asociación Sonati-Nicaragua y Global Partnerships, así como la Fundación Rescatando Huellas, dedicada al cuidado y refugio de perros y gatos.

TAMBIÉN: Nicaragua cancela 16 oenegés, en su mayoría religiosas

Los bienes muebles e inmuebles de esas siete asociaciones serán traspasados al Estado, según la legislación que regula a los organismos sin fines de lucro, dijo Interior.

La clausura de las asociaciones se da además en un marco legal endurecido para las oenegés en Nicaragua, donde el gobierno del presidente Daniel Ortega ha cerrado unas 3,500 desde 2018 y unas 35 organizaciones disueltas en lo que va de este 2024.

El ministerio del Interior también aprobó el cierre de otros ocho organismos a petición de sus miembros que adujeron falta de recursos o fondos para sus proyectos, según otra publicación en La Gaceta.

Entre los organismos evangélicos que pidieron su cierre están la Asociación Ministerio Sanador Isaías 53-5, la Asociación Ministerio Cristiano Iglesias Pentecostés Trono de Jehová y la Asociación Ministerio Cristiano Bajo su Presencia.

La católica Asociación de Laicos Bethlemitas San Miguel Arcángel de Nicaragua, conformada por personas de la tercera edad con enfermedades crónicas, pidió su disolución por falta de fondos, indicó Interior.

VEA: Opositores: Ortega impone, sin consecuencias, el destierro como política de Estado en Nicaragua