La desesperación ante la falta de empleo obligó a un hombre en Costa Rica a ofrecer la venta de sus órganos a través de las redes sociales con el objetivo de darle de comer a sus cuatro hijos.

El hombre, quien reside en el barrio Cuba de San José, capital del país centroamericano, relató para el portal La Teja que no puede comprar ni comida para sus hijos por lo que ofreció sus órganos.

Se trata de Jeudy Segura Calderón, de 43 años de edad, quien asegura tener a su esposa y cuatro hijos, sin embargo, tiene 5 meses de no conseguir un empleo y se encuentra desesperado.

Además: Narcos mexicanos interrogan a sicario y confiesa haber asesinado 9 personas durante un velorio

"Yo tengo quince años de casado, uno de mis hijos es autista. Durante todo este tiempo le hemos hecho frente a la vida, no hemos necesitado ninguna ayuda, somos costarricenses", testimonió el hombre.

https://www.facebook.com/380829209231259/videos/330360318404580/

Posteriormente agregó que "me apunté para el bono Proteger, para la ayuda que da la municipalidad, para los diarios y nada. Nosotros cumplimos los requisitos, pero nada, no nos toman en cuenta. Yo quiero alzar mi voz, me estoy ahogando en este vaso de agua, estoy desesperado. Vendo mis órganos, hago lo que sea por mis hijos ".

El medio costarricense detalla que el hombre estuvo laborando con el servicio de Taxis VIP, sin embargo, debido a la situación no ha logrado quien le alquile un carro, debido a la situación de la pandemia.

"La desesperación me deja esto. Vendo mi riñón, mi páncreas, médula ósea, mi piel. Mis hijos me piden galletas y comida, y no sé qué hacer. Si alguien necesita un donador, aquí estoy. Vendo parte de mi cuerpo, estoy sano, lo que ocupen. Tiene precio, ese precio es para la felicidad de mi familia", manifestó el desesperado hombre

Estas son las bolsas de comida que les hacen llegar las autoridades de educación en Costa Rica. Foto: La Tejas.

Calderon explicó que durante todo este tiempo ha sobrevivido con las becas qye reciben tres de sus hijos y con la bolsa de comida que le hacen llegar las autoridades de educación, con las cuales apenas comen cinco días.

Cabe señalar que, en Costa Rica, vender órganos es ilegal y calificado como una conducta de tráfico ilícito.

Lea también: Madre de Enoc revela resultados de la autopsia a cadáver de un niño encontrado en Tela, que supuestamente era su hijo