La Conferencia Episcopal de Nicaragua condenó el sábado un atentado con bomba molotov que incendió el viernes en horas de la mañana en la capilla de la catedral de Managua que alberga la Sangre de Cristo y el Santísimo, una imagen venerada por los católicos nicaragüenses.

La Iglesia Católica del país centroamericano repudió y calificó el atentado como un acto terrorista, en un comunicado emitido este día.

"Conferencia Episcopal de Nicaragua condena acto terrorista en la Catedral de Managua: La Iglesia será siempre rechazada por quienes no aceptan la verdad que predica”, escribió el Obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, Silvio José Báez, en su cuenta de Twitter, adjuntando el comunicado de la Iglesia.

La imagen de la Sangre de Cristo, elaborada en madera policromada y con 382 años de antigüedad, es una de las más veneradas por los católicos nicaragüenses

https://twitter.com/laprensa/status/1289266862186827777

El incidente se produjo tras varios actos de vandalismo denunciados por la iglesia católica en las últimas dos semanas en templos de otras ciudades y en medio de un forcejeo entre el clero y autoridades por la cancelación por parte de la iglesia de fiestas patronales para evitar el contagio con el coronavirus, informó Infobae.

https://twitter.com/AlianzaCivicaNi/status/1289267421853831169

"Consideramos que la profanación de nuestros templos es una manifestación de la violencia y de la gran herida humana, espiritual y cultural que aqueja a quienes aún no toleran el mensaje de paz y redención que la Iglesia pregon", manifestaron los obispos nicaragüenses en el comunicado.

https://twitter.com/silviojbaez/status/1289755038475141120