Los conflictos se agudizan en El Salvador, tras haber fracasado la Asamblea Legislativa desarrollada la noche del 8 de febrero en su intento de celebrar una reunión extraordinaria para superar una crisis con  el mandatario Nayib Bukele, que demanda la rápida aprobación de un préstamo para seguridad por 109 millones de dólares, clave para proseguir la lucha nacional contra las pandillas.

El domingo el  presidente Nayib Bukele hizo un llamamiento a la "insurrección" para forzar al Parlamento a aprobar un préstamo de 109 millones de dólares.

A pesar de la gran presión del  presidente salvadoreño, la Asamblea Legislativa convocó  a una sesión plenaria para el día lunes para analizar la aprobación de un préstamo para financiar el plan de seguridad.

https://twitter.com/nayibbukele/status/1225827803293192195

Ante la asistencia de 28 diputados de los 43 necesarios para tener quórum, el presidente del órgano Legislativo, Mario Ponce, hizo el llamado para el 11 de enero a las 12.00 hora local.

https://twitter.com/AsambleaSV/status/1226350002198515712

"Existe voluntad de los diferentes partidos para votar", dijo Ponce en una conferencia de prensa.

Pero, Bukele hizo un llamamiento a la "insurrección" para forzar al Parlamento a aprobar un préstamo de 109 millones de dólares que impulse la Fase III del Plan Control Territorial, una iniciativa para mejorar la seguridad interna.

También le puede interesar: El presidente Nayib Bukele firma acuerdo bilateral de cielos abiertos con el presidente de Guatemala