"La solicitud de salvoconducto para la salida del territorio de la República de Panamá del señor Ricardo Alberto Martinelli Berrocal ha sido denegada en base a lo que dispone el Artículo 1 de la Convención sobre Asilo de 1928 y de la Convención sobre Asilo Político de 1933", anunció la Cancillería en un comunicado.

La Cancillería reveló que este viernes convocó a su sede a la embajadora de Nicaragua en Panamá, Consuelo Sandoval Meza, a quien se le hizo entrega de la nota mediante la cual se informa al Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua del rechazo de la solicitud de salvoconducto para que Martinelli abandone el país.

Además, recordaron a la embajadora la "obligación de garantizar que la sede de la Misión Diplomática a su cargo preserve las funciones que está llamada a cumplir (...) por lo que la misma no debe ser utilizada de manera incompatible".

LEA: Martinelli arregla a su gusto la embajada de Nicaragua mientras Panamá discute el asilo

"En tal sentido, toda acción, declaración o comunicación que realice el expresidente Ricardo Alberto Martinelli Berrocal desde la sede diplomática y repercuta o impacte en la política doméstica de Panamá, será considerada una injerencia en los asuntos internos de nuestro país y, por tanto, generará consecuencias diplomáticas", concluye el comunicado.

Refugiado

El expresidente continuaba este viernes, por tercer día consecutivo, refugiado en la embajada de Nicaragua en Panamá, después de que ese país le otorgara asilo, y desde donde se ha pronunciado abiertamente contra el Gobierno panameño por lo que él considera una persecución política contra su persona.

Se espera una orden de detención hacia Martinelli por la sentencia a más de 10 años de prisión y la multa de 19.2 millones de dólares por blanqueo de capitales, condena que tras quedar en firme la semana pasada el expresidente solicitó el asilo alegando que además de ser un perseguido político hay un plan desde el Gobierno para asesinarlo.

Ese asilo concedido por Nicaragua fue condenado hoy también por Estados Unidos ya que, según dijo en redes sociales el encargado del Departamento de Estado para América Latina, Brian Nichols, esta es otra medida del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, para "socavar el Estado de derecho y subvertir la justicia".

Familia Martinelli

La familia Martinelli ha enfrentado la Justicia estadounidense: los hijos del expresidente, Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli, confesaron en Estados Unidos haber blanqueado 28 millones de dólares en sobornos de Odebrecht.

Tras pagar cárcel por ello, fueron deportados a Panamá el año pasado, una situación similar a la de su padre en 2018, cuando fue extraditado tras pasar un año preso en el país norteamericano por el caso ´Pinchazos´, del que fue absuelto dos veces en Panamá.

Tras la deportación de los hijos del expresidente, el Gobierno de Estados Unidos sancionó a Martinelli prohibiéndole la entrada a territorio estadounidense, así como a sus familiares, y lo acusó de estar involucrado en "corrupción a gran escala".

En cuanto a la inhabilitación política de Martinelli, que tenía previsto presentarse como candidato presidencial a las próximas elecciones del 5 de mayo con muchas posibilidades de victoria según las encuestas, el Tribunal Electoral aclaró el jueves que una vez tenga la copia de la sentencia en firme contra el exmandatario, "se procederá al trámite correspondiente de manera expedita y conforme lo establece la Constitución".

VEA: Nicaragua otorga asilo al expresidente de Panamá Ricardo Martinelli