En una fosa común fueron encontrados los cuerpos de una mujer embarazada junto a sus seis hijos, en una zona controlada por una presunta secta religiosa en Panamá.

Autoridades de ese país le atribuyen el crimen a esta secta que llevaba familias para que participaran en los ritos, esto incluía el riesgo de ser maltratados e incluso asesinados.

Te puede interesar: Guatemala rompe relaciones con el gobierno de Maduro

Horas después, autoridades panameñas capturaron a 10 miembros de la “Iglesia de Dios” quienes estarían involucrados en la masacre.

Además, presumen que esta secta realizó un exorcismo sobre las personas asesinada en la comarca de Ngäbe-Buglé en el noroeste de Panamá. También informaron que al menos 15 personas fueron liberadas.

https://twitter.com/RolandoMirones/status/1217490037731971079

Ante la situación, habitantes de esa zona de Panamá, denunciar temer por sus vidas ya que los miembros de esta secta puede tomar represalias contra ellos.

https://twitter.com/TReporta/status/1217875482865283073

Te puede interesar: Estados Unidos revoca visas a exfuncionarios guatemaltecos perseguidos por corrupción