La ministra de Educación de Costa Rica, Giselle Cruz, renunció a su cargo el domingo (14.11.2021) en medio de una polémica por un examen aplicado a estudiantes de primaria que contenía alrededor de 600 preguntas.

Según informa el medio local La Nación, algunas de las interrogantes de la prueba estaban relacionadas con información socioeconómica de las familias.

Ante ello, el Gobierno costarricense a través de un comunicado de prensa oficializó la destitución de la funcionaria quién interpuso su renuncia al cargo a partir del lunes (15.11.2021).

Lea también: Capturan a cinco alcaldes de Costa Rica por supuestos actos de corrupción

"La ministra de Educación Pública, Giselle Cruz Maduro, presentó la renuncia a su cargo a partir del lunes 15 de noviembre, la cual fue aceptada por el presidente de la República, Carlos Alvarado", señala el documento.

Protesta de diferentes sectores contra las pruebas

Educadores, sindicatos y partidos políticos de oposición de esa nación centroamericana han criticado desde el pasado viernes (12.11.2021) estas pruebas.

Los diferentes sectores sociales consideran inadecuadas este tipo de exámenes para niños de 11 y 12 años de edad. Además, indicaron que podrían estar violentando derechos de los estudiantes, quienes tardaron más de cuatro horas en terminar la prueba.

El cuestionario contenía un apartado de preguntas sobre aspectos socioeconómicos de las familias y el entorno en el que viven los niños, como por ejemplo los materiales con los que están construidas las viviendas de las familias.

De igual manera, el cuestionario consultaba si los menores tienen acceso a teléfonos celulares y otros dispositivos tecnológicos, electrodomésticos y otros bienes.

En medio de la polémica, la ministra de Educación de Costa Rica ordenó entregar los exámenes a los padres de familia que así lo soliciten o destruirlos; al reconocer que hubo un error en la cantidad de preguntas y la forma en que se formularon muchas de ellas.

Según el Ministerio de Educación de Costa Rica, estas preguntas tenían como fin aportar información para conocer cuánto influye en las calificaciones el contexto en el que viven los estudiantes.

Finalmente, se informó que el presidente costarricense Carlos Alvarado designó como nuevo ministro al actual viceministro de Educación, Steven González Cortés.